Exposiciones/Exposiciones ya finalizadas

Nicholas Nixon. Atravesando espacios privados

Conocer a los artistas, verles interactuar con el público, con su contexto es uno de los privilegios que he podido tener. En esta ocasión ha sido el grandísimo Nicholas Nixon, fotógrafo norteamericano que suele ser asociado con la serie fotográfica de las hermanas Brown. Esta consiste en una serie de imágenes tomadas desde 1975 que, año tras año, posan para la cámara de Nixon. Dentro de estas hermanas y como se aprecia en la muestra, todas ellas van tomando personalidad propia, como si pudiéramos otorgarlas un nombre propio. Aunque, hay una de la que sí conocemos sus señas: Bebe. Es aquí cuando entronco con el placer de conocer a los artistas. Y es que no se puede comprender la obra de Nixon sin ver a Bebe al lado, como apreciamos en la fotografía sacada en la exposición de la Fundación MAPFRE en Madrid y que se puede ver hasta el 7 de enero de 2018.

Download

No obstante, la interacción de Nixon no quedó solo entre el público y Bebe, sino que también en la conversación tuvo un destacado papel el comisario de la muestra: Carlos Gollonet. El planteamiento para mostrar al fotógrafo se basa en tres premisas: la utilización de cámaras fotográficas de gran tamaño, el retrato como forma de acercarse a lo fotografiado y, como consecuencia fundamental de ambas características anteriores, la inmediata relación entre lo que ve y lo que siente. A estos tres rasgos, se le puede sumar la fuerte vinculación social y preocupación de Nixon, aspecto perfectamente visible en la exposición. A este título responden las series como People with AIDS (1988) –fotografías a personas afectadas de sida, mostrando una época en donde esta enfermedad significaba un rechazo social– o una serie de retratos en sus últimos tiempos a personas mayores que posan desnudos, tal y como son.

Como nos tiene acostumbrados la Fundación MAPFRE, la exposición se divide en dos espacios, basados en fotografías que van aumentando el tamaño según se avanza y siguiendo un eje cronológico. Este último aspecto, en este caso ha sido un acierto ya que en Nixon los gustos visuales se van repitiendo con el tiempo. Este planteamiento deja ver sus repeticiones, sus obsesiones y evoluciones. El fotógrafo comenzó anclado en su contexto. Así, desde 1967 toma una cámara Leica –todos comienzan con este formato, como indicó Gollonet– y fotografió las zonas periurbanas, como también hizo a lo largo de toda su obra el fotógrafo, también presente en la Fundación MAPFRE recientemente, Lewis Baltz. La conurbación fue la protagonista de las primeras tomas de Nixon. Sin embargo, mientras que Baltz encontraba espacios donde la ciudad se acababa y comenzaba el campo humanizado, en la muestra actual, la ciudad acaba, pero comienza el desierto de Alburquerque, encontramos el vacío o, incluso, se muestra con una mayor separación entre los establecimientos. Como Baltz, Nicholas en estos primeros años también quedó incluido en la corriente y exposición de New Topographics. Por la parte de Nixon, este continuó con las tomas de la ciudad, especialmente con las vistas de grandes ciudades como Boston o Nueva York gracias a cámaras de gran formato. Esta temática, observamos, cesó progresivamente, aunque volvió con el paso del tiempo, como lo hacen todas las obsesiones, con nuevas vistas de edificios donde las curvas y espacios no vistos, son los protagonistas. Sin embargo, siguiendo lo afirmado por Gollonet, el aspecto fundamental por el que es conocido Nixon radica en sus retratos.

unnamed (2)

©Nicholas Nixon. Cortesía Fraenkel Gallery, San Francisco. View of Washington Street, Boston
[View East from Pi Alley, Boston]
Vista de Washington Street, Boston
[Vista hacia el este desde Pi Alley, Boston]
2008, copia de 2009
Copia en gelatina de plata
34,6 x 27,3 cm

Esto se comenzó a manifestar en una de sus primeras series basada en la fotografía de porches. Es decir, se adentró en espacios privados, aunque, si nos damos cuenta, estos pueden ser entendidos como el nexo entre ese espacio público, exterior, la calle y el privado, la intimidad, el hogar… De hecho, son los porches los lugares perfectos donde las personas ven lo que sucede fuera, pero este hecho es recíproco y los de fuera, observan la intimidad de otros. Esta entrada hacia los espacios privados es una de las constantes hasta hoy en día en la obra del fotógrafo. Encontró en estos espacios su reflejo y obsesión como se muestra en el catálogo al atender la complejización de este proceso en la tomas y la composición de porches desde 1977-1982.

La entrada a espacios privados en los años siguientes, si hizo de manera mucho más directa, sin necesidad de nexos como los porches. Esto se basó en una serie sobre ancianos que vivían en una residencia y donde su mujer y él fueron voluntarios durante un tiempo. Estas fotografías muestran diferencias con las anteriores, esta radica en una relación mucho más estrecha con los sujetos, un contacto de manera prolongada, se gana la confianza y se obtiene su consentimiento. Este mismo proceso se repitió en la serie siguiente basada en gente con sida, ya nombrada antes.

Con el tiempo, el espacio privado se convirtió en íntimo y propio. Se deja la toma de sujetos conocidos, para poner a su familia como protagonista de sus fotografías, especialmente por el nacimiento de sus hijos en 1983 y 1985. Si bebe ya contaba en una serie de retratos, ahora sus hijos también copan este lugar como se ve en la fotografía donde la baba del bebé tiene poder sanador en una vieja herida de Bebe.

A lo largo de los años siguientes, se atreve a continuar entrando en espacios privados al solicitar a parejas si puede entrar en momentos íntimos, tendiendo estas fotografías casi a la abstracción por la cercanía y formato de la cámara. Esta misma tendencia que se venía marcando con el paso de los años se manifiesta en su serie de retratos a personas mayores.

unnamed

©Nicholas Nixon. Cortesía Fraenkel Gallery, San Francisco. J.A., E.A., Dorchester, Massachusetts
2001
Copia en gelatina de plata, contacto
24,1 x 19,4 cm

Recordando los elementos citados con anterioridad como son los espacios privados e íntimos y Bebe como uno de los elementos clave en su obra, destacan una serie de retratos entre Richard y Bebe. Muchas de estas imágenes se titulan “Bebe and I”, pero si se observan de cerca apreciamos a Bebe en un primer plano y detrás un brazo, unas manos, una barba, todos ellos se corresponden con Nixon que considera de esta manera los retratos entre ellos dos. Quizá tenga que ver la cámara, pero sin duda la composición quedó ideada por el fotógrafo. A la par que estos retratos, hay otra serie de autorretratos de Richard. Basado en la ampliación de partes concretas del cuerpo encontramos los pelos de una barba, que se asemejan a la vegetación en movimiento que también sacó en Francia y que incluso, por el blanco y negro, se podría llegar a confundir.

En los últimos tiempos, la intimidad y su cámara pasan a ser una al obtener una serie de instantáneas en su hogar, su casa o las vacaciones de los veranos en Francia. Son especialmente bellas las imágenes de visillos, casi traslúcidos y cuya tonalidad recuerda a Tina Modotti.

unnamed (1)

©Nicholas Nixon. Cortesía Fraenkel Gallery, San Francisco. Our Bedroom Curtain, Brookline
Cortina de nuestro dormitorio, Brookline
2017
Copia en gelatina de plata
57,8 x 45,7 cm

En resumen, la evolución de Nicholas Nixon y su complejización a lo largo del tiempo, se reconoce como uno de los rasgos fundamentales. Este tuvo consecuencias directas y que hemos ido desgranando como fue el paso de la ciudad a los espacios privados de esta, y de lo privado a lo íntimo del propio fotógrafo. No obstante, mediante esta muestra todo espacio privado pierde su principal característica, es mostrado a los visitantes que se reapropian, como he realizado a lo largo de este texto, de espacios e imágenes. Nixon con sus imágenes, muy influenciadas por su formación en literatura americana y palpable en su obra, nos muestra su personalidad, sentimientos, obsesiones y, como no, su relación con Bebe. Se podrá visitar hasta enero en Madrid, aunque luego la podremos ver en el Centro Andaluz de la Fotografía de Almería, C/O Berlin y Fondation A de Bruselas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s