Exposiciones/Exposiciones actuales/Exposiciones en el mundo/Exposiciones por España/Exposiciones por Madrid

La condición urbana de Gabriele Basilico en Museo ICO

No es «El caminante sobre el mar de nubes» de Friedrich, sino un observador que se desplaza, y que se desplaza en automóvil.

Negro sobre blanco, fotografías sobre fondo blanco y según te vas adentrando en las entrañas más alejadas de la muestra, de repente, empiezas a pisar color. Tonalidades de verde, marrón y azul. Todas ellas se corresponden con el mapa italiano, puesto sobre el suelo, para que los visitantes sepamos dónde estamos viajando y podamos mantener una relación directa con las fotografías protagonistas. Pisamos la península italiana, Sicilia, Capri, el Mediterráneo, los Montes Apeninos y, así, alternamos mar con tierra, ciudades con el mundo rural o límites poco precisos según lo vemos a escala reducida. Este mapa se presenta como un preludio de lo que nos espera, Italia en esencia, aunque también otras localizaciones mediterráneas, así como esa fina línea entre campo y ciudad y, como no, la combinación de blanco y negro con fragmentos de color.

Mediante esta descripción presentamos la exposición Gabriele Basilico. Entropía y espacio urbano localizada en el Museo ICO, organizada por la Fundación ICO y el apoyo del Instituto Italiano di Cultura de Madrid enmarcada dentro del festival PHotoESPAÑA. Este acercamiento a la obra de Basilico en forma de retrospectiva supone una de las primeras aproximaciones a su obra en España.

Cuando al principio de este texto nombrábamos el blanco y negro, lo mencionábamos haciendo referencia a lo representado por estos colores: arquitectura y paisajes urbanos. La obra de Basilico fue un recorrido por el mundo arquitectónico que se presenta bajo una pensada sobriedad expositiva. Las fotografías también están acompañadas por 80 libros y un vídeo. La concepción de la muestra viene de la mano del comisario Ramón Esparza, así como la colaboración del Giovana Calvenzi, viuda de Basilico y presente en la inauguración de la exposición.

Gabriele Basilico (Milán, 1944-2013) fue conocido por su labor fotográfica desde el decenio de 1970 -años antes dedicó su labor fotográfica al documentalismo social-, aunque su formación provenía del ámbito arquitectónico, de ahí su introducción a la fotografía urbana, consagrada a la ciudad, como apuntó Calvenzi. Asimismo, debido a esta formación, detrás de cada instantánea o serie de estas, se encontraba un concepto que quería desarrollar, un proceso científico basado en una metodología llevada a cabo y secundada mediante las tomas, como bien apunta el comisario en el catálogo de la muestra.

photo_2017-06-15_20-56-30

Gabriele Basilico en San
Francisco, 2007. Foto de Nora Raggio. ©
Archivio Gabriele Basilico
di Giovanna Calvenzi

La entropía en Basilico. Marco teórico

Si Basilico entendía que detrás de cada imagen capturada se encontraba un concepto a desarrollar, su comisario, no se ha quedado atrás. Esparza, como titula a la muestra, parte de la palabra entropía.

Mediante este vocablo se pueden realizar innumerables relaciones y encontrar diferentes significados. En un principio, esta denominación surgió con los avances industriales del siglo XIX, especialmente con la máquina de vapor, que consumía altas cantidades de energía, produciendo mínimos aportes. Así, la entropía solía asociarse con la pérdida de energía y los procesos relacionados con esto y durante años la palabra mantuvo su significado relativo al mundo científico. No obstante, también se introdujo en nuevos campos semánticos y de estudio como la teoría de la información donde obtuvo otro significado, uno de estos es la capacidad de poder recuperar información de un mensaje codificado. Por último, en el mundo del arte no podía ser menos y también fue una palabra apropiada y transformada. Fue el psicólogo Rudolf Arnheim quien le aportó el carácter artístico al vocablo, aunque Robert Smithson lo asoció al concepto de ruina que también es fácilmente reconocible en nuestro protagonista y Escarza defiende.

Por tanto, mediante este concepto de la entropía tan cercano a la ruina, se presenta como uno de los elementos vertebradores y claves de la exposición, donde encontramos dos Basilicos. Sus primeros años suelen ser entendidos como impregnados de ese romanticismo ligado a la ruina, la concepción clásica de algo destruido, algo que ha sido abandonado y que pronto se convertirá en ruina, pero un elemento creado por el hombre, ese es uno de los elementos clave también en el pensamiento del italiano. Sin embargo, continuando con el pensamiento de Smithson, en muchas ocasiones esta ruina no llega a ser vista con este sentimentalismo, sino que se le da el carácter de ruinas antirrománticas. Con esto hace referencia al hecho de ser vistas y conceptualizadas únicamente como ruinas y, a partir de aquí, crecer, aumentar como ruinas y no como algo anterior, presentándolas como atemporales y acercándose, así, a la denominación de los no-lugares o non-sites de Marc Augé.

Este mismo proceso de cambio de concepción de ruina desde un sentimentalismo, hasta su aceptación como tal se puede apreciar en la muestra del Museo ICO y la evolución de la obra del italiano como vemos a continuación.

photo_2017-06-15_20-56-22

Milán, 1995. © Archivio Gabriele
Basilico di Giovanna
Calvenzi

La evolución de la obra de Basilico

Como habíamos indicado con anterioridad, el decenio de 1970 supuso la entrada de la fotografía sobre ciudades para nuestro protagonista. El primer proyecto, Milano ritratti di fabbriche (1978-80), se desarrolló en su ciudad natal prestando atención a las fábricas y edificios industriales que habían sido abandonados en esos años tras el milagro italiano de posguerra. Se encontró con zonas abandonadas, que documentó, clasificó e identificó, es decir, aplicó el método científico en su sujeto de estudio con el fin de recuperarlo, de no olvidarlos. De esta forma, localizó fábricas que guardaban parte del pasado italiano y que ahora se veían abandonadas lo que nos recuerda al concepto creado por Pierre Nora de lugar de memoria. Según Nora estos se basaban en la localización en diferentes lugares de una ciudad de elementos conmemorativos de hechos, sucesos, personas, etc. Así, estas fábricas se podrían asimilar a los lugares de memoria (lieux de mémoire) al asimilarlo con acontecimientos o acciones del pasado.

Tras el éxito de esta serie documentada, el gobierno francés le solicitó, junto a otros fotógrafos, acercarse a un lugar de inspiración impresionista: Normandía. Aquí formó parte de la misión DATAR entre 1983-1989 cuyo objetivo era fotografiar parte de la Bretaña francesa prescindiendo de los clichés de la zona creados por una misión fotográfica llevada a cabo durante el siglo XIX. En esta ocasión y siguiendo a sus antecesores en el arte de la pintura, Basilico se fijó en la luz, esa que había atraído a los impresionistas, pero él la encontró en otros elementos: los postes de electricidad de la zona. Proyectos parecidos le invitaron a participar, entre los que destacan los realizados en nuestro país.

photo_2017-06-15_20-56-26

Estambul, 2005 © Archivio Gabriele
Basilico di Giovanna
Calvenzi

El siguiente hito en 1991 y punto de inflexión en la obra y concepción del fotógrafo fue ser invitado por Dominique Eddé a Beirut tras quince años de guerra. En este proyecto e invitación también hubo otros famosos y reconocidos fotógrafos del momento como Robert Frank o Josef Koudelka. El acercamiento del italiano a las ruinas de esta ciudad fue variando al haberla visitado en cinco ocasiones tras esta invitación. Así, estamos ante el momento cumbre de cambio de concepción de la ruina, esta ya no alude al pasado y su recuperación, sino que hace referencia a la destrucción humana. Desde este punto, la obra de Basilico sufre el mismo viraje que la concepción de Smithson.

A partir de 1997 encuentra en Stefano Boeri un compañero de fatigas gracias a la serie Sezioni (Secciones). Mediante sección se hacía referencia a la división, por su parte, de Italia en 50 partes, así como la documentación de estas y captura mediante fotografías. Entraron a ver la vida en las ciudades prestando atención a elementos concretos como era la división de las zonas urbanas y las periurbanas acerándose estas áreas a la denominación de Louis Marin de terrain vague. De esta manera, cambia la visión romántica de la primera época de las fábricas italianas, por atender e intentar comprender la conurbación, el avance de las ciudades, la desaparición de las divisiones entre municipios y ciudad, esos espacios dedicados al cultivo que se veían colmatados ahora de la burbuja inmobiliaria (al menos en España) como documentó en Valencia y podemos apreciar en la exposición.

Este es el concepto que desarrolló hasta el final de sus días, dejando de lado el blanco y negro del que hablábamos antes, para dejar paso al color como culmina la exposición con una fotografía de Río de Janeiro, las favelas y la nueva arquitectura. Además, también recuperó como muestra en las fotografías de Moscú, y muchas otras, a la fotografía panorámica.

Conclusiones

Albergo la ilusión y la esperanza de que la disponibilidad para observar y aceptar la condición urbana contemporánea pueda ser un buen punto de partida para imaginar una ciudad un futuro mejores”.

Con estas palabras Gabriele podría resumir su forma de pensar o planteamientos de la fotografía. Basilico se presenta como un fotógrafo fundamental para entender la condición humana y la condición urbana actual y de nuestro pasado. Con este juego de palabras se hace referencia al título de la obra de André Malraux (1933), pero la unimos, por su sonoridad, con el fotógrafo italiano y su condición urbana, presente en las ciudades desde el primer momento de su carrera, documentándolas, mostrándonos su pasado, ese carácter fugaz que tuvieron algunas de las primeras fábricas fotografiadas, o ese guiño al pasado impresionista de Normandía. Sin embargo, la condición urbana cambió, el paisaje ruinoso comenzó a obtener nuevos significados basados en no acudir a ese pasado, sino observar las ruinas como entes con entidad propia, sobre los cuales poder continuar creciendo. Dentro de este espacio ruinoso, localizó las zonas periurbanas italianas, y comprobó que, en otras partes del mundo, también se encontraban. La conurbación se prestó a ser la protagonista de la salida del siglo pasado y entrada en el mundo actual, perdurando hoy en día en las ciudades y zonas aledañas.

No obstante, la idea de conurbación también fue uno de los ejes de New Topographics entre los cuales destacamos a Lewis Baltz que recientemente abandonó las salas de la Fundación MAPFRE en Madrid. Entre Baltz y Basilico hay algunos rasgos en común y cabe destacar especialmente uno como es el vídeo grabado por Baltz a finales del siglo XX en Italia destacando el trayecto entre dos municipios. Este concepto se acerca al de conurbación o espacios periurbanos del italiano al observar ambos los cambios entre ciudades y los espacios creados entre medias.

Para concluir, como mostraba Escarza en la frase introductoria a este texto, mediante la denominación de hombre de Friedrich, observador y observador en coche, se resume a un autor que evolucionó en sus conceptos desde la parte más romántica, a la más centrada en los habitantes de una ciudad, acercándose a lo más personal siguiendo, en todas las series, su método científico y aplicando una metodología específica a cada caso.

De esta manera, estamos ante una exposición perfectamente planteada y atada, que gira varios conceptos e ideas desarrolladas por el propio Basilico, aunque la idea de entropía es por primera vez aplicada a este autor.

photo_2017-06-15_20-56-28

Río de Janeiro, 2011 © Archivio Gabriele
Basilico di Giovanna
Calvenzi

Referencias

Frase introductoria procedente de: Ramón Escarza: “Entropía y espacio urbano (fotografiado)” en Gabriele Basilico. Entropía y espacio urbano, Madrid, La Fábrica. Museo ICO. PHotoESPAÑA2017, 2017, p. 22.

Segunda cita de Gabriele Basilico véase página 13 del mismo libro nombrado arriba.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s