Libros/Reseñas libros historia cultural

Redescubriendo a Humboldt, reseña del libro de Andrea Wulf

Humboldt no descubrió la naturaleza, pero su mirada sí fue diferente a la de sus predecesores, aportando así la base al modo que hoy la comprendemos. La invención de la naturaleza de Andrea Wulf, nos transmite con rigor y divulgación a partes iguales, la biografía de Alexandre von Humboldt, pero también el impacto que tuvo en algunos de los célebres contemporáneos y otros personajes en la posteridad, en el que todos contribuyeron, de algún modo, en generar la actual visión de la naturaleza y son las raíces de los movimientos ecologistas de hoy en día.

Andrea Wulf, historiadora y divulgadora

Resultado de imagen de andrea wulfAndrea Wulf se formó como historiadora en la Royal College of Art (Londres) y ahora se dedica a la divulgación ya sea en libros, o a partir de conferencias. The Brother Garderner, Founding Gardeners y Chasing Venus son los libros anteriores que publicó la autora donde la naturaleza se combina con aventura, cultura  y con los siglos XVIII y XIX, principalmente. Los dos primeros están dedicados a los jardines, pero entendiéndose desde una perspectiva cultural; no sólo como un elemento del diseño sino como una guía para observar cambios sociales, la incorporación de nuevas concepciones filosóficas, artísticas y científicas. En Chasing Venus, la autora parte del evento de la observación Venus y la colaboración científica que supuso. Su manera de observar la relaciones de los científicos, señalando las redes intelectuales, y por otro lado, una narración que combina la divulgación con las vidas trepidantes de sus objetos de estudios, son las señas de identidad de Wulf y también lo que se encuentra cristalizado en la obra que hoy nos ocupa. Aunque lo más curioso es curioso que estas obras aún no se encuentren en el mercado editorial español.

Humboldt de la vida, al libro

Los motivos para la creación de este libro parten de un interés  de Wulf por recuperar la figura de Humboldt ya que ,según señala, cayó en el olvido en Gran Bretaña por diversos motivos. Por un lado, a la pérdida de interés por su visión global e integradora debido al proceso de compartimentación de las ciencias en la segunda década  del siglo XIX y en el XX. Por otro, a partir de  las sucesivas Guerras Mundiales, debido a su nacionalidad alemana (aunque el naciese en Prusia antes de la Unificación Alemana). Otro de los objetivos de su interés es comprender la visión que tenemos hoy en día de la naturaleza y cuyo impulsor, entre otros que también incorpora su publicación, es Humboldt. Hay una tercera motivación, y es precisamente el presente en el que se escribe el libro, un momento en que la tensión respecto al cambio climático es palpable y cuya visión integradora y concepciones de la naturaleza son ahora necesarias.

El método de Wulf  bien puede ser el de sumergirse, de lleno, en su sujeto de estudio, en todos los sentidos. Basta leer los apéndices de fuentes y de notas para saber que estamos ante un trabajo muy detallado y con un buen trabajo de fuentes, siendo algunas de ellas inéditas tanto para el publico castellano, como para el inglés. Estas son miles de cartas, las publicaciones originales del autor, sus notas, sus documentos. Además, con el fin de rastrear el impacto en otros científicos y personalidades retratadas en el libro, leyó las ediciones que leyeron en su momento.

No obstante, leyendo el libro se observa que la autora ha pasado por distintos enfoques y disciplinas afines a la historia para recomponer el fresco de esta biografía vital e intelectual de Humboldt, y sobre todo, de la idea de naturaleza. Así, repasa una biografía que desvela la vida del autor, una historia intelectual por la reconfiguración e intento de mostrar las redes intelectuales, algo de historia editorial para poder conocer su impacto, el éxito y la trayectoria de los libros de Humboldt o incluso historia cultural en el sentido de la apropiación que hicieron otros autores de las lecturas de Humboldt para poder señalar su influencia real. Como ejemplo ilustrativo la autora se sumerge en los borradores de Walden de Thoreau, los diarios del autor , sus cartas y la publicación final del libro para señalar cuál y cómo fue el impacto de Humboldt. Del mismo modo, también recrea el método de trabajo intelectual de científico.

En lo que es sumergirse de lleno nos referimos no solo a la metodología propia de la investigación histórica como son los archivos, las bibliotecas como bien ha hecho, sino que también siguió los pasos de Humboldt, literalmente, yendo a Alemania, a Latinoamérica, ascendiendo el Chimborazo, e incluso visitó la mítica cabaña de Thoreau en Walden.

Humboldt y la naturaleza: el hombre y su repercusión

Resultado de imagen de humboldtHumboldt legó una visión la naturaleza que en síntesis se presenta como un sistema integrado y vulnerable, pero accesible a través de la imaginación, la ciencia y el arte. Además, no toma la naturaleza como un elemento separado, sino que lo relacionó con la política y la sociedad, siendo uno de los primeros en dar cuenta de estas relaciones.  Pero también dejó otros legados con un importante impacto, como una manera diferente al mirar América, en especial de América Latina postulándose en uno de los bandos dentro de los que historiográficamente se ha conocido como la disputa del Nuevo Mundo en el que De Pauw, Hegel y el Conde Buffon, entre otros, mantenían las tesis degeneracionistas sobre esos países, mientras que el propio Humboldt, junto con Goethe, entre otros, denunciaron la falsas de sus argumentos. Además de así elevar la dignidad de aquellos países, también criticó fuertemente el abuso colonial de la corona de hispánica sobre esos territorios. En ese sentido, supo bien la relación entre la naturaleza y la explotación humana, como la segunda modifica la primera pudiendo llegar a generar desastres naturales que perjudican, precisamente, a las personas. Pero también denunció la explotación del hombre por el hombre. Humboldt era liberal, y en su juventud seguidor y defensor de la revolución francesa, y su ideología continúo a lo largo del camino aunque tuviera que ceder ante poderes para continuar investigando. De esta relación entre naturaleza y política, bien supo tomar sus ideas el propio Bolívar que como se demuestra en el libro.

Comprendió que a la naturaleza se accede también con la imaginación, no siendo únicamente un campo experimental, sino también donde la imaginación y la creatividad toman parte del juego en su comprensión. Así como el arte, la poesía y la literatura no tienen que quedar fuera , y así experimentó en su libros en el que Personal Narrative o Naturgemälde que supuso una unión entre la ciencia, las aventuras y una narración propia de la visión poética muy relacionada con sus amigos románticos, entre los que bien destacó Goethe. Es fascinante la relación entre Goethe y la ciencia, y como tanto él como Humboldt se afanaban en  investigaciones.      

Su visión integradora, como ya hemos mencionado,  que abarcaba diversas disciplinas se demostró en una de sus obras cumbres Cosmos, en la que se fusionaba ciencia en diversas disciplinas, historia del arte, historia política y poesía. Y lo que destaca precisamente de esa obra es que quería ser divulgativa, quería que sirviera a un posible público medio, de ahí su éxito editorial de las primeras ediciones. Habría que preguntarse hasta que punto el Cosmos de Carl Sagan, y su versión actual tripulada por Neil deGrasse Tyson,  tiene cierta relación con este Cosmos.

humboldt.jpg

Nuestro naturalista también luchó por, y así se resalta por la creación de redes de científicos, la libre disposición de los artículos y el conocimiento para poder avanzar. Era bien conocido por ayudar a jóvenes investigadores con algo dinero o poniéndolo en relación con otros investigadores. También ponía al servicio de quien quisiera sus propios apuntes, sus notas, pues creía que la libre disposición del conocimiento revierte en la comunidad científica y en los avances, algo muy actual y dentro de un debate abierto como el pago de los artículos académicos y la labor de Alexandra Elbakyan, investigadora de Kadajistan, creadora del portal Sci-Hub, la Robin Hood de los artículos científicos.

Resultado de imagen de humboldt dibujos

Carta de Alexandre von Humboldt a Aimé Bonpland, Berlín, 30.12.1806. Archives Bonpland, París

Wulf ocupa dos partes del libro a reconstruir la influencia y las relaciones de Humboldt con otros científicos demostrando la fuerza de las tesis y la influencia del científico. Es precisamente una de las labores que más apreciamos de su biografía humboldtiana y naturalista, el reconstruir la influencia y la apropiación de este científico en algunos de los científicos y escritores que, a su vez, han sentado las bases posteriores de diversos conceptos. Por poner ejemplos muy someros, así la influencia de Darwin se cristalizó en la lectura hasta la saciedad de Personal Narrative e incluso el encuentro de ambos científicos. A Ernst Hackel le dio la posibilidad de integrar algunas de sus pasiones vitales en una: el arte, ya que Hackel terminó dando a la posteridad unas preciosas láminas de dibujos sobre los radiolarios, que influenciaron poderosamente a Rone Binet, arquitecto del Art Noveau entre otros diseños, además de ser padre de diversas hipótesis y postulados científicos.

En el sentido de la conservación y la base para el ambientalismo, la autora toma los casos de George Perkins Marsh y una de sus obras cumbres Man and Nature: Or, Physical Geogrpahy and modified by Human Action (1864), en la que recoge los efectos de la acción humana en el medioambiente y como relaciona la degradación medioambiental y la deforestación. También en del naturalista John Muir, escritor y naturalista y amante de la naturaleza en general. En su pasión a ella, fue muy prolifero tanto en textos como en charlas divulgativas. Como nota graciosa, pero reveladora, una de sus cartas fue una de amor a las secuoyas y la dirigió a “Ardillaburgo, Condado de Secuoya, hora de las nueces”. Tenía una prosa muy viva, no sé llega a entender porqué no se ha traducido a John Muir en español. Más “seriamente”, fue fundador del primer grupo conservacionista “Sierra Club” (1892), que luchó por la preservación del medio natural, y que hoy en día continúa su labor.

Conclusión

Esta biografía es una reactualización con fuentes inéditas de la vida y obra de Humboldt. De este modo, se divulga la vida y cómo fue evolucionando el pensamiento del naturalista y su relación con la época y la sociedad de su momento. Pero da un paso más, ya que parece que se hace un recorrido a la influencia y el impacto de distintos hombres dedicados a la naturaleza desde distintas vertientes que a su vez se encuentran en la base del pensamiento científico, la literatura o la preservación medioambiental de nuestros días. Humboldt es el protagonista, tanto el hombre que fue como las ideas que legó, ideas que hoy en día se mantienen viva y son y están presente en nuestra vida.

Como punto negativo del libro, la autora presenta a un protagonista que parece inventó todo. Pero si bien es cierto, tanto contemporáneos como antecesores pusieron su granito de arena, y dieron mucho de sí.

Precisamente, la situación del presente está en el libro, la propia autora lo señala. La necesidad de reconstruir la vida y pensamiento de Humboldt también va a encaminada a la divulgación de la naturaleza y su preservación y cuidado, sobre todo en un momento tan delicado como es el actual que podría denominarse una crisis medioambiental. También sirve para comprender las raíces de los movimientos sociales y políticos hoy en día en activo. Se observa una tendencia editorial que conduce a pensar en un interés a la naturaleza y a sus narrativas, no solamente la atención y vigencia que se le rinde a Thoreau, sino también últimas publicaciones como La memoria secreta de las hojas de Hope Jahren o El ingenio de los pájaros de Jennifer Ackerman. Por otro lado, no olvidemos todos los movimientos ciudadanos que pretenden tomar los huertos de nuevo. Habrá que pensar con más detenimiento sobre estos asuntos. Mientras tanto a leer y a salir a ver lo que nos rodea.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Redescubriendo a Humboldt, reseña del libro de Andrea Wulf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s