Exposiciones/Exposiciones actuales/Exposiciones en el mundo/Exposiciones por España/Exposiciones por Madrid

Houdini. Las leyes del asombro en el Espacio Fundación Telefónica

¿Qué? Houdini, las leyes del asombro
¿Dónde? Espacio Fundación Telefónica
¿Cuándo? Hasta el 28 de mayo
¿Cuánto cuesta? Gratis

Introducción

La magia seduce y atrae por lo misterioso, por sus raíces con lo irracional, lo improbable y lo extraordinario, pero también por los engranajes racionales que la ponen en funcionamiento y que asombra al ingenio del ser humano. Así es, la magia tiene esas ambivalencias, pero también su historia…

Harry-Houdini.jpg

Con el objetivo de ahondar en la figura de Harry Houdini, uno de los magos más famosos y extraordinarios del que se tiene constancia, el Espacio Fundación Telefónica propone un magnético recorrido por la historia de la magia desde el siglo XIX a principios del XX, asentándola en las bases sociales y en la modernización industrial, científica y social que la hizo posible. Así,  Houdini, las leyes del asombro se adentra en la biografía de Houdini y en la historia de esta disciplina a la que casi podríamos definir como arte. Los comisarios de esta exposición han sido María Santoyo, que trabaja en el archivo Ragel y Miguel Ángel Delgado, responsables de otras muestras anteriores en el mismo espacio como las que trataron de Tesla y Julio Verne. Ambos saben entretejer correctamente y aunar una buena narración, la divulgación y la selección de objetos, con el fin de llevar a cabo lo que querían conseguir. Por otro lado, hay numerosas actividades en torno a esta exposición que recomendamos y que situarán la magia y a Houdini en plena Gran Vía madrileña.

La exposición

La exposición está dividida en diferentes partes, pero cuyo centro medular en torno al que gira es una pieza muy especial: la camisa de fuerza que utilizó Harry Houdini. Esta se encuentra en una jaula, dando la sensación de estar en pleno espectáculo de escapismo.

Las partes en las que está dividida la exposición son: ¡Pasen y vean!; Citius, altius, fortius; Escape; Lo que creen tus ojos; La gran ilusión y Código H. Todas estas tienen dos denominadores comunes: la magia como disciplina, su evolución en el siglo XIX y a principios del XX y, sobre todo, Houdini. En ¡Pasen y vean! La primera parte nos sirve para comenzar a sobrevolar la historia de la magia al perderse su rastro en la noche de los tiempos, hasta que comenzamos a obtener fuentes de la magia callejera en épocas pretéritas como la medieval o moderna, hasta que llegamos al siglo XIX y los fraks shows. De esta forma, el siglo XIX se presenta como un punto de inflexión en el mundo de la magia que se produjo gracias a la presencia de Houdin, sí, no lo hemos escrito mal. Jean Eugène Robert-Houdin comenzó siendo relojero hasta que el ilusionismo se cruzó por su camino. De él hay algunos juegos que han quedado en la memoria como clásicos de la magia como el naranjo fantástico. Houdin es considerado como el padre de la magia moderna, el ilusionista que consiguió transitar de esa magia callejera – los espectáculos de acróbatas, malabaristas y malformaciones congénitas, y en algunos casos mal considerada por ciertas clases sociales- hasta situarla en la casa de nobles y burgueses en forma de un arte algo más elevado. Sus libros fueron bien acogidos y también traducidos a otros idiomas. Su influencia perduró mucho más ya que inspiraría, entre otros magos, a Erik Weisz, que eligió llamarse en su honor: Harry Houdini. Este continúo con la labor iniciada por el maestro y elevó la magia aun más.

DSC_0895.jpg

En Citius, altius, fortius se atienda a esta nueva sociedad que emerge en el siglo XIX y XX que positibilitó este tránsito como espectadores. Se presenta a una sociedad prendada, generalmente aunque también había detractores, por los descubrimientos científicos como el magnetismo, la ingeniería, pero también de tierras exóticas generando el movimiento conocido como orientalismo, al igual que el comienzo del culto al cuerpo y el deporte. Houdini fue un hijo de su tiempo que también estaba inmerso en estas corrientes, pero las empleó y las potencio para su espectáculo. En Escape nos acercamos al espectáculo que aupó a la fama a Houdini, sin quitar valor a su astucia e ingenio: el escapismo. En esta sección encontramos su camisa de fuerza, así como otras muestras de sus juegos mágicos de esta disciplina. En Lo que creen tus ojos, nos muestran en lo que hace posible la ilusión, aquellas ilusiones ópticas que se desarrollaron en el siglo XIX y principios del XX con la que los magos jugaban con la visión del espectador provocando efectos. Ahora lo que se sabe a partir de la neurociencia, también lo conocían los magos de antaño y bien se servían de ellos como Houdini, que se actualizaba científicamente para poder ofrecer espectáculos mejores. Siguiendo el recorrido, llegamos a La Gran Ilusión y nos adentramos en los espectáculos de Houdini. La magia de Houdini no es solo la preparación física y la investigación científica del mago, sino también un esfuerzo por manejar y controlar la prensa, la publicidad, en definitiva, la autopromoción de su persona. En Código H, que es la final, nos muestra aquella dimensión de Houdini que también le hizo famoso: su denodada lucha contra el espiritismo, pero también sus momentos finales antes de su muerte.DSC_0928.jpg

Los objetos utilizados provienen de diferentes lugares como National Library of Australia, criticalpast.com, The New York Public Library, así como Biblioteca Nacional de España, la Colección Rafael Amien García, Museo Nacional del Romanticismo, Fundación Juan March, Museo Nacional del Prado, la Cripta Mágica –celebérrimo local madrileño de espectáculos de magia y museo. Quizá a algunos les sorprenderá que los fondos tengan procedencia principalmente de España.

Para Practicando Cultura es un acierto. La exposición tiene una clara narración sobre la vida de Houdini, pero sus argumentos y los lugares que visita son muy variados lo que hace aumentar y extender el radio geográfico y poder atender al desarrollo de la magia moderna en occidente, pero también particularmente en España. Además, de este modo, se explica la sociedad que hace posible estos espectáculos. Esto nos permite no solo contemplar la biografía de Houdini o la historia de la magia, sino también atender a la magia en España, qué libros se traducían, los objetos tan curiosos que circularon desde finales del XIX como juegos variados de magia alemanes, zootropos, cinemascope, creación de carteles de muy diversa índole, e incluso en la exposición se puede apreciar un gimnasio tipo de 1890 que perteneció a José Martínez y que se alberga en la actualidad en el Museo de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del deporte (INEF, UPM). Por otro lado, quien esta a cargo del diseño expositivo son smart&green Design, fundado por Fernando Muñoz Gómez, especializado en eco-diseño y auditoria medioambiental, lo que nos conduce a pensar que el aprovechamiento de objetos “locales” bien podría tratarse, además, del buen discurso aportado, una manera de aprovechar objetos propios – es decir, estatales y localizados “cerca”- con el fin de reducir el impacto medioambiental de los transportes.DSC_0903.jpg

La estética de la exposición guarda relación y perfecta sincronía con la magia de los freak shows al principio, y va variando en relación a la temática de cada una de las salas, pero con un denominador común: color rojo, materiales negros como cortinas y jaulas. Sobre todo jaulas. El corazón de la exposición y que sirve de punto de conexión entre las diferentes secciones es la camisa de fuerza de Harry Houdini enjaulada doblemente. En una primera instancia una jaula de metal, en segundo aparece en una especie de tanque de cristal. Pero no es la única jaula, a atiéndase al detalle que este gimnasio está “preso” en espalderas, formando como una jaula de madera. Todo remite al escapismo, la disciplina por excelencia del mago al que se dedica la exposición.

La estética también se relaciona con los diversos juegos visuales que recorren la exposición. Desde el principio observamos que un prácticamente tridimensional que nos da la bienvenida, y a ese medio visual se le suman otros como un corto sobre Houdini y, finalmente, él mismo en movimiento para cerrar la exposición.

DSC_0893.jpg

Más Allá de Houdini

Captura de pantalla 2017-03-09 a las 15.30.40.png

Fructuoso Canoge

Gracias a los fondos presentados en la exposición y relacionado con la magia en España en el siglo XIX, nos podemos hacer una idea de qué leían los principiantes de magos, qué objetos utilizaban o incluso el tipo de cartelería que más atraía a la gente. Sin embargo, queremos destacar algunas figuras que, al parecer, gozaron de cierta fama en España como Pablo Minguet que publicó “Engaño a ojos vistas y diversión de trabajos mundanos” en 1733, abriéndose este tipo de libros al mercado español, y bebe de las influencias francesas aunque readaptadas al gusto español. Otro ilusionista, y quizá uno de los más famosos del siglo XIX, fue Fructuoso Canoge el Merlín Español además de limpiabotas, que triunfó en diversos teatros de España, Europa y Latinoamerica, y que llegó a actuar antes Isabel II o Amadeo I de Saboya.

Por otro lado, la sociedad de finales del siglo XIX estaba muy atenta a los adelantos técnicos y la conquista de la vida y la naturaleza por parte del ser humano, ya no solo en relación al conocimiento, sino a su control. En esa época destacan, por ejemplo, los autómatas, elementos empleados por algunos magos para la realización de juegos y que debieron de sorprender enormemente a los espectadores o, incluso, personas que los apreciaran en exposiciones o leyeran artículos sobre eso. Incluso E.T.A. Hoffmann escribiría algunos relatos cuyo eje principal son este tema precisamente: los automátas o el hombre de arena. Desde aquí aportamos uno de los autómatas que gozó de cierta fama y que dio la ilusión de haber creado un ser humano, su nombre fue Enigmarelle, y fue expuesto en Londres en 1905. Este podía escribir su nombre e incluso moverse.

Captura de pantalla 2017-03-09 a las 15.37.01.png

Más allá de la cronología planteada nos gustaría destacar un breve aporte de una figura que se relaciona, a su vez, con otra apreciada en la exposición. A lo largo del recorrido aparece la figura de John Nevil Maskelyne, fundador del Círculo Mágico en Inglaterra y uno de los magos más famoso de su momento. Su nieto, Jasper Maskeline, tomó el relevo familiar y continuó con el trabajo de ilusionista además del de ingeniero. Se hizo famoso y se le conoció con el sobrenombre de war magician por su destacado papel en la II Guerra Mundial ya que, a partir de trucos de magia, o más bien, elementos tomados del mundo del ilusionismo, consiguió engañar a los alemanes en numerosas ocasiones cambiando el lugar el puerto de Alejandría, cegar a pilotos alemanes en el Canal de Suez, o crear un ejército fantasma a partir de maquetas e inflables que despistaron a los alemanes de los verdaderos ataques. Aunque hay cierto debate sobre si sus proezas fueron tales, sin embargo, ahí está, cuanto menos, la leyenda.

Conclusiones

La exposición te abstrae y te suspende durante su duración para adentrarte en la vida de uno de los magos más famosos de la historia del siglo XX a la par que también induce a perderte por los vericuetos de la magia como espectáculo y los elementos que la hicieron posible y que la alimentaron. Esta exposición puede ser visitada por todos los públicos gracias al recorrido que te dirige a querer conocer más, la combinación de objetos y la curiosidad de acercarte a observarlos con mayor detalle. No obstante, tanta profusión de objetos quizá hace algo difícil centrar la atención y da una sensación algo abigarrada. La estética esta muy cuidada al igual que las fuentes seleccionadas son muy variadas además de interesantes ya que son reliquias que se adaptan perfectamente al discurso de la exposición.

Si las has visto ya cuéntanos que te ha parecido la exposición. Si aun no la has visto, ¿qué opinas? Puedes dejar tu comentario más abajo. ¡Nos leemos!

DSC_0916.jpg

Derechos de imágenes presentes en esta entrada de Practicando Cultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s