Exposiciones/Exposiciones por España/Exposiciones ya finalizadas

5 Motivos por los que ver Alejandra Pizarnik. 80 Años en el Centro de Arte Moderno

 

¿Qué? Alejandra Pizarnik. 80 Años
¿Hasta cuándo? Hasta el 28 de enero de 2017
¿Dónde? Centro de Arte Moderno
¿Cuánto cuesta? Gratis

 

Moradas

                                                        A Théodore Fraenkel

En la mano crispada de un muerto,

en la memoria de un loco,

en la tristeza de un niño,

en la mano que busca el vaso,

en el vaso inalcanzable,

en la sed de siempre.

Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik es, quizá, una de las voces poéticas que mejor encarnó en su vida la dimensión trágica de su poesía; buscó y encontró a la muerte, esa sobre la que tantas veces poetizó y tradujo su hondo sentir en versos que, desde muy pronto fueron ediciones y legados custodiados en archivos. Además, la estética y las obsesiones poéticas de la poeta mantienen una vigencia absoluta en nuestros días. Tal vez por lo descarnado de sus versos del que beben sus lectores, tal vez por la labor editorial que el pasado año realizó Lumen al recopilar, en forma de antología poética bajo el nombre de Poesía completa, gran parte de sus escritos. Aunque está lejos de ser la definitiva, según cuenta Ana Bicciú, la editora, es un gran trabajo de recopilación y pone orden al legado literario y personal de la artista que nos posibilita, como lectores, adentrarnos en su mundo poético.

El Centro de Arte Moderno, en colaboración con la Colección del Museo del Escritor, acoge una pequeñita exposición que muestra objetos personales de la artista argentina, como libros propios y primeras ediciones, borradores, prensa, fotografías, dibujos personales, etc.

Te damos 5 motivos por los que acercarse.

1.Bibliofilia. Si eres bibliófilo y disfrutas con los libros y las primeras ediciones encontrarás muchos ejemplares a los que prestar atención en esta exposición. Constan todo tipo de publicaciones como revistas periódicas, periódicos o libros. En cuanto a las publicaciones periódicas caben destacar varios ejemplares de revistas donde el nombre de la autora constó al firmar un artículo o bien al ser objeto de algunos. Entre estas destaca Sur creada en 1931 por Victoria Ocampo. En el caso de los libros se localizan varias primeras ediciones de la autora publicadas en Buenos Aires, como Las Aventuras Perdidas (Altamar), Los Trabajos y las noches (Sudamericana) o Poemas (Equis), entre otras. Mención aparte merecen los libros de su propia biblioteca que obtuvo como obsequios de amigos suyos, como Octavio Paz y Julio Cortázar. Dentro de los hechos más comunes a la hora de regalar un libro, constan las dedicatorias. En estos casos no son menos relevantes ya que en algunas de las firmas aparecen bromas, o preguntas personales hacia la autora. Incluso uno de ellos se presenta como obsequio del “El Club de la Serpiente” que, reunidos en un comité especial, decidieron hacer a Alejandra miembro honorífico como consta en la firma de todos los miembros. Los lectores de Cortázar seguro entienden sobre qué escribimos. 

dsc_0463

2. Fotografías. Son numerosas las imágenes que recogen momentos privados de la autora, tanto instantes de amistad, como familiares. De este modo, podemos observar parte de lo que fue su cotidianidad inmediata a través de fiestas de cumpleaños en donde se la reconoce dentro de su círculo de sociabilidad porteña, días en la playa, navidades junto a su familia, su adolescencia al constar una imagen cuando tenía 15 años o algunos de los retratos más famosos de la poeta.

dsc_0458

3. Pizarnik pintora. Alejandra pintaba dibujos difíciles de clasificar y comprender ya que, quizá, expresaran parte de la madeja que se agolpaban en su interior. En la exposición aparecen varios de estos dibujos, tanto impresos a posteriori, como algún original.

4. Documentos. Se reúnen algunos documentos y manuscritos de sus poemas como Humo y Reminiscencia. Ambos firmados bajo un seudónimo para no ser reconocida como judía durante los años peronistas. Por otra parte, no solo la poesía aparece, sino también otros documentos personales como cartas mecanografiadas. Incluso, aunque no clasificado como documento, constan en carpetas de la autora y su pluma estilográfica.  

photo_2017-01-17_20-20-225. El espacio en sí. La exposición se sitúa en la planta baja del Centro de Arte Moderno, la estancia es de pequeño tamaño y repleta de objetos personales de escritores. Entrar es intimar con los objetos utilizados y poseídos por literatos, poetas que hemos leído y forman parte de nuestras cartografías sentimentales y literarias. Desde ahí, se pone en marcha un mecanismo en cada uno de los visitantes de relación y emoción al observar objetos que poseyeron escritores y escritoras, en especial aquellos relacionados con el material de escritura como plumas, cuartillas, escritos, etc.

dsc_0464

Nos despedimos con la propia pluma de Pizarnik. 

 

L’obscurité des eaux

Escucho resonar el agua que cae en mi sueño.

Las palabras caen como el agua yo caigo. Dibujo

en mis ojos la forma de mis ojos, nado en mis

aguas, me digo mis silencios. Toda la noche

espero que mi lenguaje logre configurarme. Y

pienso en el viento que viene a mí, permanece

en mí. Toda la noche he caminado bajo la lluvia

desconocida. A mí me han dado un silencio

pleno de formas y visiones (dices). Y corres desolada

como el único pájaro en el viento.

Alejandra Pizarnik

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s